Prevención y alimentación Imprimir E-mail

Prevención y alimentaciónMantener unos hábitos de vida saludables siempre es beneficioso. En especial conviene prestar atención a los factores de riesgo cardiovascular para proteger nuestro corazón. Sin embargo, ello no evita la necesidad de recurrir a los marcapasos cuando se presentan algunas alteraciones como las que hemos descrito.

Otros aspectos como por ejemplo el sexo (los varones presentan más riesgo que las mujeres), la edad y la herencia o antecedentes familiares, son factores de riesgo sobre los que no podemos actuar para reducir el riesgo cardiovascular.

Algunas enfermedades como la diabetes, la hipertensión, la obesidad, etc., aumentan el riesgo cardiovascular. En estos casos podemos modificar nuestra dieta para reducir el riesgo y mejorar nuestra salud cardiovascular.

Además, la posibilidad de desarrollar una frecuencia cardiaca anormalmente lenta (bradicardia) es mayor si:

        - Tienes determinados tipos de enfermedad cardiaca 

        - Estás tomando ciertas medicinas 

        - Tienes 65 años o más 

        - Se te ha practicado una cirugía cardiaca recientemente 
 
Home
Implantar
Llevo
Links de interes
Dietas