Alimentación saludable Imprimir E-mail

Alimentación saludableLa hipertensión, la diabetes y la obesidad son problemas de salud que incrementan el riesgo de sufrir cardiopatías.

Una dieta inadecuada, con un excesivo aporte calórico, alto contenido en grasas y sal puede perjudicar seriamente la salud de nuestro corazón. Este perjuicio se incrementa aún más en las personas diabéticas, hipertensas o en aquellas que son obesas o con sobrepeso. En este sentido, una dieta baja en sal, azúcares y grasas ayudará a que nuestro corazón esté más saludable.


HIPERTENSIÓN


Dieta baja en sal y grasaEs la elevación de los niveles de presión arterial de forma continua o sostenida. El corazón ejerce presión sobre las arterias para que éstas lleven la sangre hacia los diferentes órganos del cuerpo humano. Esta acción es lo que se conoce como presión o tensión arterial.

Si aumenta la misma, el corazón tiene que hacer un mayor esfuerzo para bombear la sangre a través de las arterias, con lo que se incrementa su masa muscular para hacer frente a ese sobreesfuerzo.

Esto acaba siendo perjudicial porque no viene acompañado de un aumento equivalente del riego sanguíneo y puede producir insuficiencia coronaria y angina de pecho. Además, el músculo cardiaco se vuelve más sensible y se producen más arritmias.

La dieta indicada para las personas con hipertensión reduce principalmente el consumo de sal y grasas.


DIABETES

Reducción de azúcaresLa diabetes mellitus es una enfermedad que se produce cuando el páncreas no puede fabricar insulina suficiente o cuando ésta no logra actuar en el organismo porque las células no responden a su estímulo.

En la diabetes, la glucosa se acumula en la sangre y daña progresivamente los vasos sanguíneos (arterias y venas) aumentando el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular: angina, infarto agudo de miocardio y muerte cardiaca súbita.

La dieta indicada para las personas con diabetes disminuye principalmente el consumo de azúcares (hidratos de carbono).


OBESIDAD Y SOBREPESO

Dieta baja en azúcares y grasasEl riesgo cardiovascular producido por la obesidad depende en gran medida de la localización de la grasa, siendo aquélla que se acumula en el abdomen la que afecta en mayor medida al corazón.

La dieta indicada para las personas con sobrepeso reduce principalmente el consumo azúcares y grasas.


HIPERTRIGLICERIDEMIA

Alimentación saludableLa hipertrigliceridemia, conocida comúnmente como tener los niveles de triglicéridos altos, consiste en una elevación anormal del nivel de triglicéridos, que es el principal tipo de grasa que se encuentra en la sangre.

Es recomendable mantener sus niveles por debajo de los 150 mg/dl, ya que los valores altos se asocian a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares. 

  - Normal: menos de 150 mg/dl 

 - Normal-alto: entre 100 y 500 mg/dl. Se considera hipertrigliceridemia a los niveles de triglicéridos superiores a 150-200 mg/dl

 - Alto: por encima de 500 mg/dl


HIPERCOLESTEROLEMIA

Alimentación saludableEl colesterol es una sustancia grasa natural presente en todas las células del cuerpo humano necesaria para el normal funcionamiento del organismo.


Podemos hablar de dos tipos de colesterol:

      1. Colesterol malo. El colesterol, al unirse a la partícula LDL, se deposita en la pared de las arterias y forma las placas de ateroma.

      2. Colesterol bueno. El colesterol, al unirse a la partícula HDL, se transporta de nuevo al hígado para ser destruido. Cuando las células son incapaces de absorber todo el colesterol que circula por la sangre, el sobrante se deposita en la pared de la arteria y contribuye a su progresivo estrechamiento originando la arterosclerosis.

Colesterol total: 

   · Normal: menos de 200 mg/dl 
   · Normal-alto: entre 200* y 240 mg/dl      
   · Alto: por encima de 240 mg/dl

Colesterol LDL:
 
   · Normal: menos de 100 mg/dl
   · Normal-alto: de 100 a 160 mg/dl
   · Alto: por encima de 160 mg/dl

*Se considera hipercolesterolemia a los niveles de colesterol total superiores a 200 mg/dl.

NOTA: Esta recomendación no significa que la cifra normal de LDL deba rondar los 100 mg/dl. En algunos casos, el nivel deseable de LDL puede ser incluso menor de 70 mg/dl.

 
Home
Implantar
Llevo
Links de interes
Dietas